La mesa

March 12, 2018

 

LA “Mesa”

Situada en la Facultad de Filosofía y Letras de Zaragoza, en la primera planta, se encuentra una vetusta mesa de madera, junto al pabellón de Historia, colindante al seminario de Historia Medieval “José María Lacarra”.

LA Mesa, ahora desierta, sin papeles, sin apuntes, sin libros, sin bullicio, sin debate, sin risas, sin estudiantes, sin gente.

Esa Mesa que tiene un incalculable valor simbólico para más de una persona, para más de un historiador, para mí.

Si soy Licenciado y Doctor lo es buena parte por esa Mesa.

Si FyL es tan importante para mí es en parte por esa Mesa.

Si aprecio y añoro tanto a mis compañeros de promoción es en parte por esa Mesa.

Si aprecio tanto a recién Licenciados o Graduados es en parte por esa Mesa.

Si soy como soy, es en parte por esa Mesa.

Y la de cosas que han sucedido en esa Mesa y en torno a ella, de casi todo lo imaginable.

Y recuerdo que fui allí por primera vez para estudiar los exámenes de enero de 2009, pero con cuántas risas recuerdo ahora el asunto tan sumamente mundano por el que me asenté en ella y la hice parte de mí. Asunto ahora baladí y motivo de risas, primordial y de vida o muerte poco menos en aquella lejana primavera.

El asunto ahora anecdótico, me sirvió para vivir mil historias y toda la Historia en esa Mesa.

De esas mil historias podría recordar 999, apuntadas están seguramente, en mi memoria y en la de otras memorias, individuales y colectivas, y además con tinta sobre papel.

Desde conversaciones solitarias de loco con Espartero y Narváez a desternillantes conversaciones grupales, pasando por debates, repasos de fechas, explicación de temas, ideas de trabajos, la clave para arreglar el Mundo o dibujo de viñetas de la Historia. Por no hablar de los momentos surrealistas, numerosos y variados, desde ataques de ansiedad, discursos, llamamientos a Fernando el Católico, estampitas de Dexileos, “gigantes-nazgul” preguntando por fotocopiadoras, juegos de mesa o altares a anabaptistas del XVI y dominicos de la Inquisición, cuando no invocaba a los Olózagas y Argüelles.

LA Mesa, zona de paso, ecosistema propio, lugar único. Estudiantes, profesores, PAS y hasta Consuelo quejándose de exámenes, pidiendo apuntes o con cualquiera de sus locuras, han transitado por sus alrededores. Y lo que nunca faltaron fueron “capazos”, siempre había alguien con quién encontrarte y con quien hablar, con quien alparcear. Y no obstante, siempre se sacaba tiempo para estudiar.

Risas y estudios, Amigos y aprendizaje, frikeo y erudición, agradable y fructífera combinación.

La Facultad se cae, pero tiene sus encantos, LA Mesa es uno de esos rincones “con encanto”.

Ahora se va a reformar la Facultad de Filosofía y Letras y el Decano me ha asegurado se conservará tan histórico patrimonio mueble. Peri en mi recuerdo siempre estará impertérrita esa Mesa, con su entorno, con sus recuerdos, con su simbolismo.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Estefanía PF

May 27, 2020

1/50
Please reload

Entradas recientes

May 27, 2020

May 27, 2020

May 27, 2020

May 26, 2020

May 26, 2020

May 25, 2020

May 25, 2020

May 25, 2020

May 25, 2020

May 25, 2020

Please reload

Archivo