Natalia

Son las ocho de la mañana. Me levanto. Me lavo la cara. Desayuno. Café con leche y tostadas. Me lavo los dientes. Me cambio. Me “doy color a la cara” y me pongo mis alhajas. De camino al autobús compruebo que mis manos no van desnudas. Desnudas. Y es que, ir sin estos dos anillos es como ir sin ropa por la calle. Sencillez es lo que se ve en ellos, pero lo importante es lo que está detrás, en este caso dentro, mi hermano y dos amigas.


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now