Laura2

January 19, 2016

 

 

Mi pequeño gran tesoro llegó en un momento muy especial para mí. Era el 19 de noviembre de 2014, un día en el que mis nervios estaban a flor de piel, pues al día siguiente, comenzaban mis prácticas de la carrera. Esa tarde, mi prima pequeña vino a verme y me dijo: “tengo algo para ti, quiero que lo lleves puesto en tu babi”; cuando abrí el paquete y vi que era una maestra de goma eva, se me saltaron las lágrimas de la emoción… era tan pequeño, pero significaba tanto…

El día que perdí uno de los zapatos, la tristeza y la rabia, me invadieron, ya que había perdido parte del tesoro. Los niños de mi clase, enseguida me notaron triste y, cuando les conté lo que me había pasado, enseguida me dijeron “no te preocupes, seguro que puedes hacer otro igual” y me dieron un abrazo y un beso. Son recuerdos que jamás olvidaré porque forman parte de mis primeras experiencias como maestra.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Marta R

June 4, 2020

1/50
Please reload

Entradas recientes

June 4, 2020

June 4, 2020

June 2, 2020

June 2, 2020

June 2, 2020

June 1, 2020

June 1, 2020

June 1, 2020

June 1, 2020

May 27, 2020

Please reload

Archivo