Erika V


El arte de la paz. ¿Qué puede sentir como patrimonio una niña pequeña, de apenas seis años y asustada de la vida, más concretamente de sus compañeros de clase? Cuando entré no sabía casi ni pronunciarlo, pero desde entonces he tenido claro que por encima de cualquier objeto, persona, o aspecto de mi vida o incluso de mi misma, el aikido era mi salvación. Arte, aquello de lo que sueño vivir. Paz, eso que nunca encontré (fuera de un tatami, claro). Autosuperación, valentía, disciplina, familia… Valores y principios indescriptibles. Once años llevo considerando el Aikido como mi mayor patrimonio. Y espero, en un futuro no tan lejano, poder decir que mi clase, mis niños a cargo, lo son.


Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now