Miriam E

February 28, 2018

 

Mis padres me compraron este violonchelo cuando empecé a tocar con catorce años. Para mí, mi chelo significa esfuerzo, trabajo, horas de dedicación, constancia alegría, lágrimas, frustración, nervios, emoción, amor, amistad... Esfuerzo, trabajo, constancia y horas de dedicación porque para poder hacer verdadera música con él, he tenido que ser constante y no rendirme, a pesar de que, en ocasiones, ha sido difícil; alegría y lágrimas a partes iguales, porque en el camino que he recorrido para llegar hasta donde estoy he vivido momentos duros y momentos muy bonitos; nervios y emoción por ese cosquilleo que siento cada vez que voy a subirme a un escenario; y amor y amistad porque gracias al violonchelo he conocido a personas muy importantes en mi vida. En definitiva, una infinidad de sentimientos que me han hecho ir creciendo junto a él todos estos años. 

Es por esto por lo que creo que es uno de los objetos más importantes de mi patrimonio. Con él entré al conservatorio; con él hice mi primera audición; fue el primer violonchelo al que hice sonar. Cuando lo toco, siento que somos uno, nos fundimos, gracias a él puedo expresar lo que no sé decir con palabras, y esto me ha hecho crear un vínculo difícil de romper. 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Estefanía PF

May 27, 2020

1/50
Please reload

Entradas recientes

May 27, 2020

May 27, 2020

May 27, 2020

May 26, 2020

May 26, 2020

May 25, 2020

May 25, 2020

May 25, 2020

May 25, 2020

May 25, 2020

Please reload

Archivo