Irene V M

May 22, 2018

 

 


Puede resultar extraño o curioso, pero cada vez que visito un lugar costero no puedo marcharme de allí sin antes llevarme un poquito de su esencia. 
Siempre he sido una apasionada del mar, de su aroma, de su amplitud, de su magnetismo… ¿Quién no se ha quedado embobado mirando al mar desde la playa? 
Cada una de estas pequeñas botellitas no me recuerda únicamente al lugar que he visitado, al verlas recuerdo los aromas, los paisajes, las risas, las fiestas, las lágrimas, los pensamientos, las personas que me acompañaban en aquel viaje o las que me han traído ese pedacito de playa. Son mucho más que pequeños frascos de arena y concha…son pedazos de vida. 
“No podrás descubrir nuevos océanos si  no tienes el coraje de perder de vista la costa”

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Estefanía PF

May 27, 2020

1/50
Please reload

Entradas recientes

May 27, 2020

May 27, 2020

May 27, 2020

May 26, 2020

May 26, 2020

May 25, 2020

May 25, 2020

May 25, 2020

May 25, 2020

May 25, 2020

Please reload

Archivo